Acompaño a personas que han sufrido heridas emocionales o físicas a resignificar su historia y recuperar su poder personal.

¿Sientes que hay dolores no resueltos en tu vida, que hoy te están pasando la cuenta?

Sé que los efectos de una vivencia dolorosa en nuestra historia pueden ser muy diversos y pueden obstaculizar o interferir en nuestra vida, por eso te regalo ésta guía de trabajo “Transforma tu dolor”, para que puedas implementar tu cambio hoy.

¿Cómo puedo ayudarte?

Psicoterapia especializada para sobrevivientes de abuso

Trabajo en sesiones individuales, tanto con hombres como con mujeres, para que logres recuperar la autonomía de tu vida, la libertad de elegir y que puedas seguir creciendo.

Te invito a ver la descripción completa de este proceso.

Psicoterapia individual

Mi objetivo es acompañarte en un proceso terapéutico con un vínculo respetuoso y constructivo que permita obtener logros acordes a tus necesidades. Promoviendo el bienestar integral y a largo plazo, a través del reconocimiento y desarrollo de tus recursos personales

Programa Reconcíliate con tu historia

Sanarás ese dolor mirando tu historia como la persona adulta que eres, resignificando las experiencias vividas. Podrás tomar el control de tu vida y aumentar tu autoestima y mirar a la crítica interna que tienes dentro con compasión para seguir construyendo tu vida con mayor libertad.

Taller Cómo gestionar tus emociones y recuperar tu autoestima

Aprende a comprender tus emociones, a entenderlas y hacerlas conscientes. Podrás conocer las claves y pasos a seguir para iniciar tu proceso de sanación y recuperar tu autoestima.
Duración: 2 horas

Testimonios

En el momento que decidí tomar terapia, estaba triste, nada me hacía feliz, veía todo oscuro, no tenía ánimo de nada, me sentía alterada, no dormía, no tenía pausas y colapsé en mi vida laboral, familiar y de pareja, nunca me había sentido tan mal. Luego de comenzar, pude reconocer aquello que me ocurría, cómo me hacía sentir, que emociones me embargaba y lo más importante comunicarlas, aunque me sigue costando hablar, poder distinguir entre la pena, la rabia, u otras emociones me ha ayudado mucho.
Verónica es respetuosa de los tiempos de cada uno, puedes ir de a poco abriendo tus temas, ya que encontrarás un espacio de escucha respetuosa, atenta, preocupada y cariñosa. Yo viví mi proceso de forma online, y aunque tenía mis resistencias con esa metodología, casi no note la diferencia. La calidad profesional y humana de Verónica trascendió la pantalla, y aunque no estaba cerca, sentía su cercanía y atención para mí. Creo que eso ayuda a poder ir abriéndose a contar esa historia, esas dificultades que nos tienen mal. Si estás en duda solo te diría que no tengas miedo, date la oportunidad de ayudarte, con una profesional cercana, atenta y que te ayudará a ordenar tus ideas y quizá observar otras nuevas.

Antes de llegar a terapia, había pasado por un momento muy difícil en mi vida, yo creo que ha sido hasta ahora el más duro que me ha tocado vivir. Llegué con Verónica porque tomé la decisión de que quería sanar, quería sacar esa rabia, dolor, pena y no lo estaba logrando sola. Con ella tuve varios cambios muy poderosos, me ayudó a entender que era lo que estaba pasando conmigo e incluso supe que lo que yo estaba pasando tenía nombre, así que con sus enseñanzas más información que ella me daba y que yo también buscaba al respecto, sentía que al fin me estaba conociendo y sabía que era lo que me pasaba. A quien quiera trabajar con ella le diría que se atreva a recorrer este camino de sanación junto a ella. El pedir ayuda y que te la otorgue alguien tan dedicada, cariñosa, comprensiva, asertiva y dedicada hace que el proceso sea de mucha contención, escucha y de mucho aprendizaje. Soy muy agradecida porque ella apareció para brindarme ayuda en el momento de mi vida que más lo necesitaba y me recibió con mucho cariño y total disposición.

“Estoy muy agradecida de la experiencia, la verdad no creía en los psicólogos, sentía que no aportaban en nada a la recuperación, hasta que conocí a Verónica, y logró milagros en mí. Más que una psicóloga la sentí como esa amiga que solo le cuentas los secretos más íntimos. Ella fue la pieza fundamental en mi recuperación, me enseñó a quererme y a tener confianza en mi misma. Es una gran profesional y persona, siempre estuvo ocupada de mi, me escribía, me llamaba. Gracias Vero por estar ahí en esos momentos que solo quería o sentía morir.

Sé que los efectos de una vivencia dolorosa en nuestra historia, pueden interferir nuestra vida actual.

¿Quieres transformar tu dolor?

En esta guía encontrarás las etapas para transformar tu dolor a través de preguntas o frases que te ayuden a cumplir tu objetivo de cambio.